Lucía Belén se comunicó con sus padres: “Desde dónde no sé pero dijo que está bien”

La angustia comenzó a menguar en los padres de la estudiante obereña Lucía Belén Olivera (19), de la que nada se sabía desde el pasado jueves 4 de agosto.

En las últimas horas y teniendo en cuenta la visibilización de su búsqueda a través de los medios, su mamá, Griselda Amaro, comunicó que ayer su hija la llamó por teléfono y le contó que se encuentra bien aunque sin precisar dónde.

“Les aviso que llamó mi hija hoy, gracias a Dios”, comunicó la progenitora aclarando que “desde dónde no sé pero dijo que está bien, que mañana (por hoy) me va a hacer una videollamada”.

Si bien hasta la tarde de ayer todavía no había dado señales, Griselda se mostró confiada en que la joven está en buen estado de salud. “Hablamos un rato, bien ella, habló también con el papá”, reveló la mujer que había hecho una denuncia por desaparición de persona en la comisaría Quinta de Oberá poco después de que su hija no regresara a su casa luego de asistir al colegio.

Recordemos que hasta la víspera, el último dato fehaciente que se tenía era que asistió al Bachillerato Orientado Provincial (BOP) 10 del barrio Cien Hectáreas, en el turno tarde, que se retiró al menos 5 minutos antes que su hermana y desde entonces todo era misterio. 

“Es angustiante no saber dónde está, si está bien, si está en peligro”, había dicho Griselda en diálogo con El Territorio aclarando que “siempre fue buena hija, nunca me dio problemas”. Hoy sin embargo admitió estar más tranquila aunque seguirá atenta y buscará que la joven regrese a la casa.