Marcha en reclamo de justicia por el homicidio de Dos Santos

Entre consignas plasmadas en carteles y el llanto incontenible de los familiares de la víctima, se desarrolló ayer una marcha en reclamo de justicia por el homicidio de Diego Javier Dos Santos (25), quien hace una semana fue ultimado de una puñalada en el cuello en el barrio San Miguel de la ciudad de Oberá.

Si bien desde un primer momento la responsabilidad del hecho recayó sobre un menor de 16 años identificado como David Isaac D. S. (16), varias voces también apuntaron la responsabilidad que le correspondería a Esteban D. S., hermano mayor del acusado.

La manifestación de la víspera fue organizada por familiares y amigos del fallecido.

Minutos después de las 9 se congregaron en la intersección de calle Caroba y 10, en el barrio San Miguel, donde se perpetró el asesinato.

La marcha fue encabezada por Adriana Buffleben y Marilena Bras, concubina y madre del fallecido, respectivamente. También participaron los hermanos y otros familiares de Dos Santos.

“A mi hermano lo mató un menor, según los testigos, pero también es responsable el hermano del menor que le apuntó con una escopeta a mi hermano. Los dos testigos declararon en la Policía que el mayor se acercó y le apuntó con la escopeta, por eso mi hermano se distrajo y no vio que el menor venía de atrás con el cuchillo. Por eso el mayor es cómplice, pero sigue libre”, reclamó Mariana Dos Santos.

A su lado, sin poder contener las lágrimas, su madre recordó a la víctima “como una persona trabajadora, que se preocupaba por su familia y no molestaba a nadie. Le quitaron la vida de la peor manera y lo único que pedimos es justicia”.

Testigo directo

En la oportunidad los vecinos expresaron su preocupación por el avance de las drogas en el barrio, lo que trae aparejado el incremento de la violencia y hechos delictivos.

Entre los participantes de la movilización estuvo uno de los dos testigos que presenciaron el homicidio de la madrugada del domingo pasado.

En diálogo con El Territorio, el mencionado testigo -identificado como Ricardo- precisó que “esa noche estuvimos tomando con Diego y en un momento tuvo un cruce de palabras con David D. S. (el menor), pero el chico se fue. Diego salió para guardar la moto en mi casa y en eso vemos que David volvía y atrás venía el hermano con una escopeta. En eso le apuntó a Diego, que le estaba mirando, cuando David fue de atrás y le cortó el cuello. Recién ahí vimos el cuchillo”.

“Por eso el hermano también es cómplice. Otro amigo y yo declaramos eso, pero el chabón sigue libre como si nada y, para colmo, se burla de la familia de Diego”, aseguró el hombre.

Por su parte, quien fue la concubina de Dos Santos hizo referencia a los antecedentes que tendría el menor, la presunta complicidad de su hermano mayor y la inacción policial.

“El mismo menor que le asesinó a mi marido ya le había apuñalado a otro chico, pero no murió. Los vecinos estamos cansados de tanta impunidad. Cómo puede ser que el hermano siga libre. Hoy le tocó mi familia, pero mañana puede ser cualquiera. Queremos justicia, queremos que todos los responsables paguen. La Policía no investiga bien, no se importan”, opinó Adriana Buffleben.

Por orden del Juzgado Correccional y de Menores el joven de 16 años continúa alojado en la Seccional Segunda.

Por su parte, fuentes del caso confirmaron a este matutino que hasta el momento no se halló el cuchillo utilizado en el hecho.

El Territorio.