Marcha y pedido de Justicia para las dos víctimas de Kozak

Mientras en la localidad de San Antonio y una amplia zona de frontera seca con Brasil continúa la búsqueda del femicida Sergio Kozak (33), acusado de asesinar a balazos a su pareja, Débora Elizalde (23) y a la madre de ésta, Gabriela Agüero (39), esta tarde habrá una marcha para pedir justicia para las víctimas y celeridad en la detención del prófugo.

La manifestación será a partir de las 17 en las localidades de San Antonio, donde se cometió el doble femicidio y en Puerto Iguazú, donde surgió la iniciativa de visibilizar el caso exigiendo respuestas a las autoridades.

“Las víctimas resultan ser culpables y los victimarios son víctimas, todo al revés. El mismo estado, la misma Justicia hace que se sienta así, que se vea de esa forma y nosotros, desde las luchas constantes, tenemos que tratar de dar vuelta eso. Que la víctima sea víctima y el victimario un victimario que debe cumplir y pagar por sus actos en prisión. Seamos las voces que un cobarde calló, asesinando solo por ser mujeres. Hoy somos las voces de Débora Elizalde y Gabriela Agüero. Exigimos, pedimos, gritamos por Justicia”, reclamó María Estela Leites, integrante del grupo de mujeres autoconvocadas de Puerto Iguazú que desde hace un tiempo viene luchando, visibilizando y pidiendo justicia ante casos aberrantes, como el crimen de madre e hija cometido el pasado lunes en la localidad fronteriza.

Leites sufrió en carne propia la acción de un femicida puesto que perdió a su hija en manos de uno de ellos. Es mamá de la estudiante Vilma Mercado (19), asesinada por el soldado Carlos Luis Leandro Villar (21) en las afueras de Puerto Iguazú y condenado a prisión perpetua en noviembre del año pasado.

Se anticipó que la concentración en San Antonio será frente al polideportivo municipal en tanto que en Iguazú se juntarán en la plaza San Martín. En ambas localidades el pedido será el mismo: Justicia para Débora y Gabriela, captura y cárcel para el doble femicida Sergio Kozak.

Una semana

Justamente hoy se cumple una semana del doble asesinato. Madre e hija fueron atacadas a balazos cuando llegaban a su casa después de haber estado en una bailanta junto al acusado. Según los testigos, primero Kozak las amenazó de muerte y luego las persiguió 10 kilómetros hasta matarlas. Después se fugó. 

El Territorio.