Marli tiene un año y un tumor maligno: la familia necesita ayuda para acompañarla durante el tratamiento

La pequeña Marli Rodríguez fue diagnosticada con hidrocefalia y hace un mes se encuentra internada en delicado estado de salud en el Hospital Pediátrico Dr. Fernando Barreyro, de Posadas, por lo que su familia, de escasos recursos que residen en barrio San Miguel de San Pedro, solicita ayuda para acompañar el tratamiento de la menor en la ciudad capital.

A consecuencia de la hidrocefalia, la menor cuenta con un tumor maligno en el cerebro, siendo necesario tratamientos con quimioterapia que vienen realizando desde mayo pasado, sin lograr resultados del todo positivos ya que el tumor siguió creciendo.

Marli pasó por varias intervenciones quirúrgicas y debería someterse a una nueva cirugía en las semanas próximas, de acuerdo a su evolución.

La madre de la menor, quien se encuentra con ella en Posadas, brindó detalles del estado de salud de la niña de un año y diez meses.

“Hace un mes que estamos acá con ella, ahora está con neumonía, le dificulta mucho para respirar. Desde mayo estamos con las quimioterapias por el tumor que tiene en la cabeza, el cual siguió creciendo y tapó la válvula que tiene para despedir el líquido de la cabeza, tuvo convulsiones, paros y ahora está fuera de terapia. Es muy difícil para nosotros, nos preocupa mucho su estado, ahora hace cuatro días no presentó fiebre y eso es muy alentador” señaló Mariela Caporali, madre de Marli.

Para permitir a que la familia de la menor pueda permanecer en Posadas, organizan dos ventas de locro.

Por un lado familiares organizan una venta de locro en barrio San Miguel, en la casa de Julián Caballero para este sábado y también necesitan colaboración con algunas verduras. En este caso quienes quieran colaborar pueden hacerlo el 3751-614107.

Por otra parte, en Terciados Paraíso, mediante la donación de los vecinos, en FM Sol 95.1 organizan una locreada en las instalaciones de la emisora, también para este sábado.

Todo lo recaudado será destinado a los padres de Marli. En cuanto al tratamiento reciben total atención por parte del Hospital Pediátrico Dr. Fernando Barreyro y la familia confía en que pronto podrán regresar a la casa.

“Si Dios quiere pronto estaremos en casa, desde el parto estamos luchando y Dios nos regalo ya tres veces su vida, estando muy grave sigue con nosotros, confiamos en la voluntad de Dios y el profesionalismo de los médicos”, reconoció con emoción Mariela.

El Territorio.