Misiones exige el pago de deudas por más de 10 mil millones de pesos a la Nación

El Gobierno del Frente Renovador perdió la paciencia y empezó a exigir respuestas de manera más tajante al gobierno de Alberto Fernández. Al mismo tiempo de solicitar que se incorporen cuatro puntos en el presupuesto nacional del 2022 para incrementar la cantidad de obras y recursos que recibirá Misiones, también se está gestionando, en forma paralela, una deuda por más de 10 mil millones de pesos.

La mayor parte de esa deuda viene siendo arrastrada desde el gobierno de Mauricio Macri, que se terminó en 2019 y Alberto Fernández no la pagó desde que asumió. Consiste en 4.900 millones de pesos en concepto de “redeterminación de precios” y obras básicas con el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA).

Son obras que debía financiar la Nación pero Misiones las concretó con fondos propios y ahora reclama que el Estado federal le reintegre el dinero, pero a valores actuales que tengan en cuenta la inflación y la devaluación del billete argentino.

Sumado a esto hay otro reclamo en marcha de parte del Instituto de Previsión Social (IPS) a la ANSeS, por la suma de 3.500 millones y se trata de una compensación que debe otorgar la Nación cada año a las provincias que no han cedido el manejo de su caja previsional. En este caso, la deuda es por los años 2019 y 2020.

El total de la deuda ascendía a más de 5.000 millones de pesos pero hace dos meses se firmó un convenio de pago el año 2018 por 2.000 millones que Misiones empezó a recibir en cuotas. El pago se hará en doce meses y Hacienda ya recibió la primera.

Finalmente hay un tercer reclamo por 1.080 millones de pesos en concepto de actualización de los fondos que llegan por medio del consenso fiscal. No es un reclamo único de Misiones sino de todas las provincias que firmaron y fue algo planteado en la Comisión Federal de Impuestos y también al Ministro del Interior de la Nación, Eduardo Wado de Pedro.

Según explicó el ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, a PRIMERA EDICIÓN, “cuando se firmó en 2017 el Consenso Fiscal (en el gobierno de Mauricio Macri) la Nación se comprometió a enviar a las provincias una asignación diaria que se actualiza por IPC (Índice de Precios al Consumidor) y para esta fecha el monto quedó rezagado y desfasado”.

“Estamos pidiendo la actualización al Ministerio de Economía de la Nación y también se planteó a la Comisión Federal de Impuestos”.

Señaló el funcionario que “a la fecha, el acumulado para Misiones, asciende a la suma de 1.080 millones de pesos producto del retraso de la actualización”.

El agravante de este índice es la alta inflación, que en los últimos años no baja de entre 45% y 50%. Cuanto más suben los precios el monto enviado a las provincias queda más desfasado.

Todos estos planteos fueron exigidos por el gobernador Oscar Herrera Ahuad a los ministros de Interior, Wado de Pedro y de Gabinete Juan Manzur en las reuniones mantenidas en los últimos días.

POSTURA. El oficialismo provincial comenzó a pedir respuestas concretas de forma más tajante.

Pedidos para 2022

Los reclamos que buscan sumar al presupuesto nacional 2022 son cuatro:
a)- la creación de una zona aduanera especial en todo el territorio de Misiones para que no se paguen impuestos nacionales;
b)- una contribución de la Nación por los servicios ambientales y ecosistémicos que brinda esta provincia al resto del país;
c)- una actualización de los fondos adeudados por el Consenso Fiscal desde 2019 hasta 2021;
d)- y un paquete de obras estratégicas de energía, agua, viales, vivienda, hospitales, escuelas e infraestructura básica para los 77 municipios misioneros.

“Planteamos a Sergio Massa con firmeza las demandas de los misioneros: obras de vivienda, energía, agua potable, infraestructura vial, zona aduanera especial, la contribución esencial para cuidar el medioambiente y la compensación por el atraso en fondos del consenso fiscal”, remarcó Herrera Ahuad en su cuenta de Twitter luego del encuentro que tuvo con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación el pasado martes.

El planteo de la zona aduanera especial ya fue aprobado por ley el año pasado, pero luego vetado por el Presidente con el argumento de que muchas provincias reclamaron lo mismo y se desfinanciaría al Estado nacional. El beneficio que generaría este régimen sería una disminución de los costos para producir y comercializar bienes, la radicación de nuevas industrias, la generación de empleo genuino para los misioneros y el incremento de las exportaciones provinciales. El derrame económico sería muy beneficioso para todos los rubros.

La novedad en el pedido a la Nación fue la contribución esencial para cuidar el medio ambiente, que además de ser presentado al diputado Sergio Massa, también se le entregó una copia al ministro de Gabinete Juan Manzur, argumentando con datos técnicos y científicos que la selva de Misiones, cuidada con recursos provinciales, genera condiciones de humedad y favorece lluvias en toda la Pampa Húmeda, además de incrementar el caudal del río Paraná, causando un beneficio económico y social directo a las provincias exportadoras de granos, que registran millonarias ganancias anuales en dólares. En cambio, a Misiones nadie le reconoce ni le ayuda en el mantenimiento de la biodiversidad.

Primera Edición.