Misiones implementará un dispositivo para tratar adicciones en la infancia

Desde el Ministerio de Prevención de Adicciones de la provincia de Misiones se desprenden diversos proyectos para abordar y enfrentar las adicciones en todos sus niveles. Es así que ahora implementarán un nuevo dispositivo para tratar esta problemática específicamente en la infancia, puesto que son cada vez más frecuentes los casos de menores de edad que atraviesan situaciones de este tipo.

El subsecretario de Prevención de las Adicciones y Monitoreo Territorial, Roberto Padilla, estuvo en comunicación con la FM Santa María de las Misiones y contó cómo están trabajando desde el organismo y cuáles son las líneas de acción que se llevarán adelante durante los próximos meses.

El Hogar de Día es un centro de asistencia para menores que funciona hace más de 12 años en la ciudad de Posadas y servirá como nexo para vincular las actividades de prevención que delinea el Ministerio, las cuales tienen como objetivo “reforzar la toma de conciencia del menor que está transitando un consumo problemático y hacer que decida buscar ayuda”, apuntó Padilla.

Respecto a cómo detectar si un niño, niña o adolescente está consumiendo estupefacientes, el subsecretario indicó que “surgen conductas que funcionan como indicios, otras veces lo cuentan ellos mismos, y lo más preocupante es cuando se trata de normalizar el consumo de tabaco y el alcohol“.

En este sentido, detalló que usualmente “a partir de eso, comienza la etapa de experimentación de otras sustancias como la marihuana, las pastillas, y en la zona norte de la provincia la pasta base y la pedra”.

Es probable que el chico esté inmerso en contextos también problemáticos y por ese motivo recurra al consumo como una especie de amparo. Sin embargo, este hábito siempre será problemático porque abarca la etapa de crecimiento y desarrollo del menor. “Es justamente en esos años donde tenemos que garantizar sus derechos, debe estar escolarizado, contenido y por supuesto es fundamental el apoyo de un adulto responsable”, explicó Roberto Padilla.

Además, señaló que muchas veces “la familia niega la situación”, o el propio joven no la reconoce, y ahí es cuando el equipo debe brindar mayor asistencia, trabajar fuertemente en la concientización y la reflexión, dictar talleres y utilizar todas las herramientas que el Estado provincial tenga a disposición.

Trabajar en conjunto con las escuelas y evitar la estigmatización

Roberto Padilla informó que en los últimos días se reunieron con la subsecretaria de Educación para planificar nuevos proyectos. También contó que el equipo estuvo en Garuhapé, Capioví e Iguazú, y que el siguiente paso será comenzar a trabajar articuladamente con las escuelas.

“Es verdad que el docente está desbordado de varias cuestiones, y ahora se suma el consumo problemático en menores”, indicó. Estiman que para septiembre de este año se lanzará el proyecto que están trabajando junto a las instituciones educativas.

“Trataremos de capacitar al cuerpo directivo, a quienes toman decisiones, y formar a docentes preventores. La idea es que ante la detección de un caso se aplique la norma de convivencia y también el protocolo que está vigente desde hace muchos años en Misiones, para las situaciones de consumo que se identifiquen en las escuelas”, anticipó el subsecretario. 

Por último, el funcionario hizo hincapié en la importancia de “no estigmatizar” a los chicos que padecen adicciones, porque siempre se desconoce el contexto que los rodea. “Quizás su situación es complicada y su inicio en el consumo probablemente esté siendo un mensaje para los adultos, un llamado de atención”, alertó.

De todas formas aclaró que “estar en etapa de consumo no significa estar en una adicción”, muchas veces los niños transitan una etapa de experimentación, y es en esa instancia donde los adultos deben involucrarse, acompañarlos y brindarles el sostén necesario.

Porque como sostiene el lema de este año “la prevención es compromiso de todos”, tomar cartas en el asunto debe reunir a todos los sectores que rodean al niño, desde las instituciones públicas, la familia y sus núcleos más cercanos, “el trabajo de ayuda es en conjunto”, insistió Padilla.

Primera Edición.