Misiones registró otro bebé fallecido a causa del Covid-19

Un bebé de un año se convirtió este martes en una de las cinco víctimas mortales de Covid-19 en Misiones. La criatura, oriunda de Colonia Delicia, padecía desnutrición, y una enfermedad respiratoria grave con infección de virus parainfluenza. 

Los otros tres óbitos tenían entre 57 y 83 años, con comorbilidades, dos sin vacunas por decisión propia, y otro con esquema de vacunación incompleto. La provincia alcanza los 868 fallecidos desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020.

Por otra parte, el Ministerio de Salud de Misiones informó 454 nuevos casos de Covid-19. La ciudad de Posadas con 173 casos y Leandro N. Alem con 40 fueron las comunas que más contagios reportaron hoy, mientras que otros 33 municipios tuvieron entre uno y 28 positivos.

Con estos nuevos números, la provincia acumula 79.796 contagios. Los casos activos -personas cursando la enfermedad- son 10.765 de los cuales 211 están internados en hospitales o sanatorios de la provincia.

Octava muerte infantil del año

De los niños fallecidos hasta el momento, no estaban vacunados por no estar dentro del grupo alcanzado por la campaña de inmunización o bien, por decisión de sus padres.

Ayer se registró el deceso de un bebé mbya de tres meses que padecía neumonía multifocal. Antes, el 30 de enero se registró la muerte un bebé de tan sólo cuatro días. El 23 de enero el Ministerio de Salud Pública informó el deceso de una niña de 7 años de Oberá, que además de coronavirus tenía encefalopatía crónica no evolutiva (Ecne) y, según dio cuenta la cartera sanitaria, no estaba vacunada por decisión familiar.

El jueves 20 de enero, también en la Capital del Monte, un pequeño de 4 años con ceguera falleció en el Hospital Samic de Oberá, adonde arribó apenas un par de horas antes con un cuadro de fiebre y decaimiento general. Pese a tener edad para recibir la vacuna, no estaba inoculado.

El miércoles 26 perdió la vida un bebé de 2 meses oriundo de Dos de Mayo. El niño, además de dar positivo al test de coronavirus, se había intoxicado por beber infusiones caseras. Al ser menor de 3 años, no estaba vacunado porque no hay dosis aprobadas en el país para esa franja etaria.

También murió un bebé de un año oriundo de Puerto Piray que además de Covid-19 tenía síndrome de West. Y otro de Wanda, de 44 días, con síndrome neurológico grave.

El Territorio.