Misiones tiene su primer Laboratorio de Control de Calidad de Aguas y Efluentes

Quedó habilitado el primer Laboratorio de Control de Calidad de Aguas y Efluentes de la provincia, en el barrio posadeño de Miguel Lanús. Cuenta con moderno equipamiento para realizar diversos estudios físicos -químicos y bacteriológicos. Los recursos disponibles permitirán también la realización de análisis de efluentes industriales y cloacas y la determinación de metales pesados en aguas superficiales y subterráneas.

Esta planta tendrá un rol estratégico en el control de la calidad del agua, pero también permitirá realizar mapeos, será una usina generadora de datos para la toma de decisiones políticas en los 77 municipios de la provincia de Misiones”, resaltó el Gobernador al recorrer las instalaciones de este laboratorio considerado uno de los cuatro más importantes del país y el primero en el NEA argentino.

El primer mandatario provincial estuvo acompañado en esta inauguración por el intendente de Posadas, Leonardo Stelatto; el diputado provincial, Martín Cesino; el decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNaM, Dardo Martí, entre otros.

Por otro lado, Herrera Ahuad valoró que esta obra llegó en “un momento donde la provincia, en lo que hace a leyes de avanzada para el cuidado de la vida y la salud de las personas, comienza a tener grandes desafíos. Y un laboratorio de estas características va a aportar precisiones en la toma de decisiones para la generación de leyes pensadas por el ingeniero químico y presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, que sin duda ha puesto la vara muy alta en materia de seguridad alimentaria en la provincia”.

Por otro lado, el mandatario provincial enfatizó que este espacio además aportará investigación e información y estará abocado a la formación del recurso humano competente para velar por la calidad de agua de los y las misioneras.

Tecnología y ciencia aplicada en beneficio de todos los misioneros y que además será soporte y brindará información para la aplicación de la Ley de Humedales, recientemente sancionada en la Legislatura provincial”, explicó sobre esta ley que entre sus postulados se refiere a la calidad hídrica y la distribución del agua en la provincia.

Posteriormente se firmó un convenio entre el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento y el Ministerio de Salud Pública para avanzar en acciones conjuntas entre este nuevo centro de experimentación y la cartera sanitaria provincial.

Finalmente, respecto del avance de obras hídricas, Herrera anticipó que se está trabajando para completar la segunda etapa del acueducto Garupá-Posadas, que permitirá cerrar un circuito en cuanto a la calidad y la distribución en cada uno de los hogares de la zona.

Primera Edición.