Movilización por la eliminación de la violencia contra la mujer en Oberá


Por las condiciones climáticas el 25N se concretó este viernes 26 de noviembre en Oberá. Una vez más el Colectivo de Mujeres y Disidencias de Oberá convocó a la comunidad a expresarse por la eliminación de la violencia contra la mujer y diseidencias.

En ese marco, en el Centro Cívico, leyeron un documento redactado para la oportunidad y marcharon por las calles céntricas.

Documento:

Hoy 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres y Disidencias, volvemos a las calles para manifestarnos en contra de todo tipo de opresión y explotación patriarcal, machista, clasista y capitalista. También para visibilizar y resignificar las luchas colectivas contra las desigualdades y violencias de género

Las mujeres, disidencias e infancias nos encontramos en una situación de extrema vulnerabilidad por la falta de contención y perspectiva de género en las políticas públicas provinciales, municipales, como así también del poder judicial y los medios masivos y hegemónicos de comunicación. Por ello exigimos el compromiso y responsabilidad en la implementación y socialización de las medidas, normas, programas y planes que apunten a mejorar la realidad.

Hoy las víctimas de violencia de género no cuentan con lugares adonde recurrir, viéndose obligadas a convivir muchas veces con su agresor y/o agresores, sin poder salir del círculo de violencia en el que habitan, exponiéndose muchas veces con sus hijxs a la misma situación. El nivel de desigualdad y pobreza que se viven en los distintos barrios de esta ciudad es desesperante, barrios enteros no cuentan con servicios básicos como luz y agua potable. Tenemos derecho a una vida digna, techo, tierra y trabajo genuino.

Luchamos por una implementación efectiva de la ley de Educación Sexual Integral laica y científica en todos los niveles educativos, que contemple las diversidades sexuales y de género no binarias. La necesidad de su aplicación es urgente y la discusión de sus contenidos entre docentes, estudiantes, profesionales y organizaciones de mujeres y LGBTIQ+ es vital para lograr la ESI que necesitamos. PEDIMOS la derogación del artículo 5 de la Ley de ESI que permite a las instituciones escolares no acatar la ley e IMPONER sus ideología y credos a las les niñes y jóvenes. ES POR ESO que exigimos Educación Sexual integral para decidir, en todas las escuelas de la cuidad y el abastecimiento y distribución de métodos anticonceptivos de manera gratuita, como así también información de calidad para la utilización informada de los mismos en todos los centros de salud.

Este 25 de noviembre tampoco podemos olvidar a las niñas de nuestra provincia, que son cotidianamente obligadas a parir, torturándolas y forzándolas a convertirse en madres, vulnerando una y otra vez su derecho a acceder a la interrupción legal del embarazo. Queremos la implementación y garantía de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y de la interrupción legal del embarazo, en todas las dependencias públicas del estado.

Le decimos no a la violencia obstétrica, no a la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos en el hospital Samic de Oberá. Pedimos a su director y profesionales de la salud adhesión inmediata y cumplimiento de la Ley Nacional de Parto Humanizado.

La falta de perspectiva de género en los medios de comunicación de la ciudad, la provincia y la nación no hace más que revictimizarnos! Basta de exponer nuestra vida privada, basta de comercializar con el morbo de nuestros cuerpos mutilados! Exigimos ya un protocolo para el tratamiento en los medios de comunicación en los casos de femicidios y sobre las víctimas de abuso y violencia.

Exigimos el cumplimiento de la LEY MICAELA!
Basta de abusadores y violentos en el poder Judicial! Basta de revictimización dentro del ámbito de la justicia!
Pedimos formación específica y articulada entre los distintos organismos encargados de velar por la justicia e integridad de quienes están siendo violentadas. Articulación entre la policía, la municipalidad y el poder Judicial con perspectiva de género y correcta implementación de los distintos programas de asistencia a las víctimas.

Meridiano 55.