Municipales acordaron un aumento salarial en Oberá

El Ejecutivo obereño acordó con los gremios municipales un aumento del 8% sobre el último sueldo básico, que se verá reflejado en los haberes de este mes de julio. Asimismo, habrá un piso del 5% de mejora en agosto, ajustable si los índices inflacionarios son mayores.

“Como venimos trabajando, nos juntamos casi todos los meses para ir acompañando el ritmo inflacionario. Se hicieron los números, veníamos abajo un 4% con relación a junio, según el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), así que este mes vamos a recuperar ese porcentaje. En agosto hemos puesto como piso un 5% con una cláusula gatillo para en ese mismo mes, si la inflación es superior, la Municipalidad automáticamente va a adherir al porcentaje que faltaría“, detalló Domingo Paniagua, referente de UPCN en la Comuna obereña.

“Estamos conformes porque hay un diálogo y se está cumpliendo lo previsto a comienzo de año”, expresó el gremialista.

Por su parte, Víctor Paredes de ATE aclaró que “este encuentro ya estaba pautado, era el momento de analizar el tema. Sabemos que la situación nos afecta a todos, así que es necesario discutir la cuestión salarial siempre. Queda abierta la negociación el mes que viene”.

Desde los sindicatos indicaron que “el aumento real para alcanzar a la inflación debe ir al monto de bolsillo, hay que buscar la forma de llegar a ese aumento. Pero llegamos a un buen acuerdo para este y el mes próximo. Quedamos en reunirnos nuevamente el 15 de septiembre para seguir la discusión salarial”.

Por el Ejecutivo municipal participaron del encuentro Javier Carísimo, secretario de Finanzas, y Matías
Frick, director de Gobierno. “Se firmó un acuerdo que entendemos es lo más justo que podemos ofrecer, dadas las condiciones económicas: un 8% sobre el último básico a pagarse ahora en julio y se puso un piso para agosto del 5%, que totalizaría un 13% sobre el básico, pero es un porcentaje que se revisará de acuerdo a la inflación de julio, trataremos de llevar el mismo porcentaje”, detalló el segundo.

Así, señaló, entre enero y agosto “el trabajador habrá percibido un aumento del 49,16%. Es lo que corresponde para que el trabajador no pierda poder adquisitivo en su salario”.

El acuerdo incluye también el pase de otros 29 trabajadores de la modalidad planes de emergencia laboral a contratados. “Así seguimos con el objetivo de eliminar los planes, lo podemos hacer paulatinamente por razones financieras y estamos haciendo el esfuerzo. Si se mantiene el diálogo y seguimos trabajando así, estamos viendo el final de este sistema laboral que tiene casi veinte años en Oberá”, remarcó el funcionario.

Primera Edición.