Nació con un riñón, es sorda de un oído y requiere un implante coclear

Desde hace más de tres años los padres de Yessenia Abigail Segovia (4) vienen trajinando centros de salud y oficinas del estado en busca de asistencia para su pequeña que padece la falta de un riñón e hipoacusia sensorial profunda en el oído izquierdo.

Tras el primer diagnóstico en el Hospital Pediátrico de Posadas, con apenas cinco meses de vida le prescribieron una vincha auditiva e ingresó a la lista de espera de la Subsecretaría de Salud, según precisó Dalma Cerioli, la mamá de Yessenia.

En diálogo con El Territorio, explicó que se trata de un implemento cuyo costo es inaccesible para el presupuesto familiar, al tiempo que el trámite se estancó y la niña nunca recibió la vincha.

“La gestión venía demorada y luego llegó la pandemia. Así que pasaron más de tres años y seguimos esperando. El problema es que la doctora que atiende a mi nena nos explicó que la vincha le sirve hasta los 4 o 5 años, y después necesitará un implante coclear (pequeño dispositivo electrónico que ayuda a escuchar) que es todavía más caro. Entonces estamos en una situación de mucha angustia porque pasan los años y no tenemos respuestas”, lamentó.

 
Pensión trabada

En paralelo, la familia inició los trámites para la pensión por discapacidad de la pequeña, gestiones que tampoco mostraron avances concretos. Incluso, con dicho beneficio se podría agilizar la obtención del implante que requiere, según mencionó Cerioli.

Al respecto, indicó que “tiene el 85 por ciento de discapacidad, pero siempre falta algo para tramitar la pensión. Me acerqué a la Anses con todos los papeles y no me atendieron, sólo me dijeron que haga el trámite por la aplicación. Así lo hice, pero tampoco hay novedades”.

“Conozco muchas familias en la misma situación y algunas son muy humildes y ni siquiera saben cómo ingresar a una aplicación, entonces se hace todo muy engorroso y mucha gente se termina desanimando y dejando todo así nomás”, reconoció.

Por otra parte, Yessenia se halla en tratamiento renal porque nació con un solo riñón, lo que ya le genera ciertas complicaciones de salud.

En ese sentido, su mamá explicó que decidió hacer pública la situación “para tratar de darle una mejor calidad de vida a mi nena, que es una criatura con muchas ganas de salir adelante y ser una persona activa y feliz”.

El Territorio.