Nuevo revés para maderero obereño condenado por tráfico de marihuana, seguirá detenido

El empresario maderero obereño Horald Grudke (44), condenado a seis años de prisión por el delito de transporte de estupefacientes agravado por la cantidad de personas, tendrá que seguir cumpliendo condena en una celda de la Unidad Penal Federal 17 de Candelaria en razón de haber recibido una nueva negativa en su reiterado pedido de libertad condicional.

Esta vez la Cámara Federal de Casación Penal declaró “inadmisible” el recuso que presentó su defensa, confirmando con ello la decisión de la jueza de ejecución del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 de San Martín, que en abril de este año resolvió no hacer lugar a la libertad condicional y en paralelo solicitó al Servicio Penitenciario Federal (SPF) que contemple la posibilidad de trasladarlo a otro centro de detención fuera de Misiones, donde se le brinden “herramientas sobre violencia de género e inicie un tratamiento psicológico a fin de procurar el avance en la senda de la reinserción social”.

Los magistrados Carlos Mahiques, Ángela Ledesma y Guillermo Yacobucci, avalaron la decisión negativa de la instancia anterior, ponderando los argumentos con los que la jueza concluyó que “Grudke no es pasible del egreso pretendido por carecer, por el momento, de un pronóstico de reinserción favorable”.

En esa línea, los jueces también ponderaron “las graves circunstancias expuestas por la ex pareja del imputado que indican las variadas amenazas que recibió directamente de aquel o por interpósitas personas, que evidencia que Grudke desde su lugar de detención incumple con la restricción que le impuso el juez provincial de Oberá de contactar a sus hijos y por el contrario, mantiene comunicación telefónica”.

“Del mismo modo -la jueza anterior- fundó su rechazo en los sucesos que habrían tenido lugar durante el transcurso de la detención domiciliaria de Grudke, en perjuicio de su ex
pareja e hijos que involucran situaciones de violencia sexual, verbal, física y económica”, se expone en el fallo de Casación al que tuvo acceso El Territorio.

Finalmente sostuvieron que “el análisis de las constancias referidas condujo a la jueza de la anterior instancia a concluir que, si bien el interno se encuentra en condiciones temporales de obtener el beneficio impetrado, no cumple con los restantes requisitos exigidos. De este modo, entiendo acertada su decisión a partir de los elementos recabados, de donde surgen, respecto de Grudke, pautas concretas que impiden afirmar la existencia de un pronóstico de reinserción social favorable, máxime de tener en cuenta la perspectiva de género y el interés superior del niño que debe orientar toda decisión jurisdiccional”.

La condena

En julio de 2020 Grudke, dueño de un aserradero en la localidad de Guaraní -a siete kilómetros de Oberá-, fue condenado a seis años de prisión y 18.750 pesos de multa, por su vinculación con una carga de 2.934 kilogramos de marihuana que, el 28 de diciembre de 2015, fue incautada entre tirantes de madera en un camión interceptado en la ciudad de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires.

El ex titular del Juzgado Federal de Mercedes, Héctor Echave, lo imputó en aquel momento como coautor de transporte de estupefacientes agravado por el número de personas que intervinieron en forma organizada, delito por el cual fue condenado.

Es que en la misma causa habían sido condenados -hace alrededor de tres años- otras cuatro personas ligadas a la carga ilegal. Dos con el rol de choferes del camión Volkswagen 19-320 amarillo con semirremolque con el cual se transportó la droga desde Misiones y los restantes quienes esperaron en la mencionada localidad bonaerense con intención de descargarla en un galpón.

Acopio y carga

Grudke fue acusado de haber acopiado la marihuana en su aserradero ubicado en un camino secundario paralelo a la ruta nacional 14, entre los kilómetros 870 y 871 de Guaraní y, de acuerdo a la investigación hecha por la Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de San Martín (Buenos Aires), habría tenido una acción preponderante en la carga en el camión durante la tarde del sábado 26 de diciembre de 2015. La incautación fue el 28, dos días después.

De acuerdo a los dichos de los camioneros condenados, más elementos de prueba que hacen parte del expediente, el empresario estuvo presente cuando, en su emprendimiento, fueron cargados los tirantes formando cunas e incluso la noche antes de emprender el viaje habría tenido que reacomodarlos al detectar que no estaban bien apilados.

Las reiteradas comunicaciones en los teléfonos de los condenados sirvieron para probar la relación y eso terminó confirmando la vinculación con el delito.

En un principio Grudke negó todo, pero para las autoridades judiciales estaba muy clara su participación, lo que finalmente él mismo terminó admitiendo a instancias de un juicio abreviado en el que acordó una condena de seis años de prisión, que se dará por concluída el 3 de diciembre de 2023.

El acuerdo de pena, en el que participó el fiscal Eduardo Codesido y el defensor oficial Carlos Galetta (de la Defensoría 5 de San Martín), fue homologado por la titular del Tribunal en lo Criminal Federal 3 de San Martín, que luego se opuso a concederle el beneficio de la  libertad condicional por la razones expuestas en párrafos anteriores y porque Grutke fue denunciado e imputado por un juzgado obereño por graves delitos cometidos en perjuicio de su propia familia durante el tiempo que estuvo con prisión preventiva domiciliaria, es decir, antes de recibir la condena.

El Territorio.