Oberá: le ganó a la renovación, pero no piensa en la Intendencia para 2023

Carlos Bernhardt fue la figura política más renombrada después de las elecciones del pasado 6 de junio por haber ganado las elecciones para ser Defensor del Pueblo de Oberá.

Lo hizo, además, con una victoria contundente ante los candidatos del Frente Renovador, nada menos que en el segundo municipio más grande de Misiones.

Este docente, que se presentó por el Frente Juntos por el Cambio, dio el batacazo y sorprendió al oficialismo provincial que triunfó cómodo en los otros once municipios donde hubo elecciones municipales y también, cómodamente, en el resultado global de toda la provincia.

Lo llamativo es que Bernhardt, después de semejante rendimiento electoral, no aspira a buscar la Intendencia obereña en dos años y descartó de plano esa posibilidad.

“Ya soy un hombre grande, jubilado, tuve una trayectoria en el ámbito educativo, eso fue lo que me llevó a querer hacer algo para devolver a Oberá lo que me dio. Pero tengo una edad para sentarme a tomar mate en mi casa y vivir tranquilo”, indicó en declaraciones a FM 89.3 Santa María de las Misiones.

“Esto (la Defensoría) va a ser un aporte para devolver algo a Oberá, más que eso no pretendo, conmigo no se inicia una carrera política”, aclaró.

“Sería poco coherente de mi parte pretender eso (la Intendencia) porque la misma Carta Orgánica dice que siendo Defensor no puedo postularme”.

Por otro lado, aseguró “yo mismo afirmé que no es el inicio de una carrera política, lo dije en campaña, pero lo repito: si hay alguien de Juntos por el Cambio que piense en 2023, mi respuesta es no”.

Y fue enfático en afirmar que “cada uno debe construir su propia utopía. Esto era una utopía para mí y con un gran equipo la hemos convertido en realidad. Espero que el éxito de nuestra gestión sea reflejado en una mejor calidad de vida para nuestra ciudad”.

Al hablar del resultado electoral expresó: “Fue muy significativo porque se demostró que cuando se priorizan las coincidencias, como fue esta propuesta de candidatos para Juntos por el Cambio donde tres fuerzas políticas que tienen sus matices decidieron priorizar las coincidencias dejando de lado las diferencias, se logran objetivos que individualmente no se pueden lograr”.

Las demandas de la gente
Consultado acerca de las necesidades o demandas de la gente, que llevó a la mayoría a votar por un Defensor de la oposición, el electo Defensor dijo que “yo como ciudadano tuve acceso a la misma información que cualquier otro. He visto omisiones menores, pero en algunos casos uno necesita mayor información oficial que se obtiene con la representación oficial que me da el cargo de Defensor del Pueblo”.

Y mencionó que “en Oberá hay un Código de Edificación que establece cómo deben ser construidas las veredas pero no se respeta”, denunció.

“Hacer cumplir”
Durante la extensa charla, Bernhardt también enumeró las cuestiones más urgentes en las que se ocupará: “Una de mis funciones va a ser revisar las cuestiones en las que la Municipalidad omitió la necesaria gestión para poder hacerla cumplir”, explicó.

Sobre el transporte público dijo que “el año que viene terminaría la concesión y habría que llamar a nueva licitación. Es algo que tenemos que terminar de interiorizarnos. Tenemos ideas al respecto, pero tenemos que compatibilizar con la asesoría legal, es un tema ríspido y problemático para Oberá”, sostuvo.

Y recordó que “otro tema que está en boca de todos es el agua potable, tanto uno como otro problema reflejan una falta de visión a largo plazo de las autoridades que nos han gobernado en los últimos tiempos”.

Primera Edición.