Oberá: se negó a declarar el acusado de disparar a una comerciante

OBERÁ. Mientras continúa la investigación por el intento de asalto a Gladis Gómez, una comerciante, que resultó con una herida de bala que provocó su muerte en horas de este domingo, el juez de Instrucción de San Ignacio, Pedro Benito Piris, imputó provisoriamente al único detenido hasta el momento de la causa, un joven de 28 años.

El acusado se presentó en las últimas horas ante la justicia y se abstuvo de declarar y quedó imputado provisoriamente por presunción de los delitos de “robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, resultando lesiones gravísimas”.

El hecho
El miércoles 2 de marzo por la noche, una comerciante de 39 años recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza, luego de que intentaran robar su negocio ubicado en calle Piedra Buena.

Los agentes fueron alertados a raíz de un llamado de emergencia; una vez en el lugar se entrevistaron con la damnificada que evidenciaba una herida sangrante en la cabeza, y relató que dos personas a bordo de una motocicleta ingresaron a su local comercial, la exigieron el dinero de la caja, a lo que respondió que no poseía efectivo. Ante ello, uno de los sindicados le efectuó un disparo con un arma de fuego en la zona de la cabeza y se dieron a la fuga.

Tras una serie de investigaciones, este miércoles 9 de marzo, la policía detuvo a un hombre tras una serie de allanamientos.

Misiones Cuatro.