Piden que se cumplan las normas viales para prevenir muertes

POSADAS. El titular de la ONG, Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, pidió controles eficaces y sanciones efectivas contra las infracciones contra la Seguridad Vial, al tiempo que se pronunció por un endurecimiento de las leyes, para transformar en delitos las contravenciones viales, y “meter presos” a los “potenciales asesinos” al volante, antes de que lleguen a matar.

En diálogo con el Noticiero de MisionesCuatro, Silveira hizo una comparación entre Argentina y España, que es un país con idiosincrasia y leyes de tránsito similares, para ilustrar una de las causas por las que se tiene éxito –o no– en la seguridad vial.

España, “hace 30 años tenía cerca de 10 mil muertos. Hoy los redujeron a menos de 2 mil. En Argentina teníamos 6-8 mil muertos, y ahora tenemos una cifra más o menos semejante. Pero las leyes son semejantes en lo esencial. En aquellos países exitosos en materia de seguridad vial, se hace cumplir las leyes, son una realidad. En Argentina no”, comentó diciendo Silveira a este medio.

“El gravísimo problema que tenemos es la falta de controles eficaces y sanciones a todos los que ponen en peligro la vida propia y ajenas”, advirtió Silveira, quien enumeró los “temas claves a controlar: son el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y/o drogas, durante o previo a la conducción, la falta del uso de cinturones de seguridad y de los cascos en vehículos de dos ruedas, la falta de uso de las sillas de retención infantiles y el uso del celular al volante”, mencionó.

“Estos temas básicos son nodales y en Argentina, en casi ningún lugar se lo hace cumplir. Y es la diferencia entre la vida y la muerte”, añadió el titular de Luchemos por la Vida.

Endurecimiento de las sanciones a las infracciones a la seguridad vial

Ante la consulta de la comunicadora Mariela Martínez, Silveira consideró que “no hace falta que una multa sea elevada, sino concreta y que nadie se escape. Conductas como conducir a más de 40 km/h por encima de la velocidad permitida, deberían ser un delito, no contravenciones. Delitos que lleven al potencial asesino a la cárcel, antes de que llegue a matar. Porque después es demasiado tarde”, argumentó Silveira, a favor de una reforma en el Código Penal.

Para Silveira, un 25% de la población cumple con las normas y el resto, necesita de una sanción “desagradable para no incurrir en conductas que pueden causar la pérdida de vidas o lesiones gravísimas a nosotros mismos o a otros”.

“Mientras no avancemos a un sistema aceitado de controles eficaces y sanciones efectivas, no vamos a reducir significativamente los muertos y heridos en siniestros viales”, sentenció el doctor Silveira.

Por otra parte, Silveira cuestionó los llamados “radares caza-bobos”, que persiguen un fin recaudatorio, antes que el de fortalecer la seguridad vial. “Los radares caza-bobos son nefastos. Eso no nos ayuda, empeora las cosas porque la gente no toma conciencia de que los controles son por el peligro. Sino, y con razón en muchos casos, piensan que es sólo para sacarles plata”, concluyó.

Misiones Cuatro.