Plan de contingencia para distribución de agua potable

Ante los graves inconvenientes de falta de provisión de agua potable que se está viviendo, el Gobierno de la Ciudad de Oberá gestionó ante el Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas (EPRAC) y el Gobierno Provincial la llegada de un nuevo camión cisterna para la distribución del vital líquido.

Con la llegada de este nuevo camión, la flota de unidades disponibles para tal fin llega a ocho.

Debido a los problemas técnicos que está sufriendo el acueducto, sumado al bajo caudal de agua de los arroyos Bonito y Ramón, es que se está trabajando de manera conjunta con la Cooperativa (CELO) quien tiene la concesión de la prestación del servicio de agua potable.

El Intendente Ab. Pablo Hassan dispuso que se agilicen los mecanismos de ayuda y colaboración necesarios para el beneficio de los vecinos. Será mediante un plan de contingencia que funcionará hasta tanto se logre solucionar la provisión de agua mediante la red.

Los ocho camiones cisterna estarán distribuyendo agua potable a las zonas afectadas y que no cuentan con acceso a la red. Las tareas serán en conjunto con la CELO.