Posadas, Oberá y Eldorado son los municipios con riesgo “muy alto” en consumo de drogas 

Misiones tiene el 90% de su territorio limitando con Brasil y con Paraguay, países que hace muchos años que intentan combatir al narcotráfico, hasta ahora sin éxito. En ese marco, la Provincia registra números desalentadores en cuanto al consumo en adolescentes, jóvenes y adultos.


Actualmente, 3 municipios (Posadas, Oberá y Eldorado) registran “muy alto” riesgo. 31 municipios registran riesgo “alto”, 40 comunas tienen riesgo “medio” y solamente 3 municipios tienen riesgo bajo (Mártires, Colonia Polana y Caá Yarí). Sin embargo, 0,6 % de la población se encontraría atravesando situaciones de consumo problemático. 

Para obtener datos concretos, el ministerio de Prevención de Adicciones y Control de Drogas de la Provincia de Misiones elaboró un “mapa de riesgo” que contiene información para identificar los riesgos que existen a lo largo y ancho del territorio misionero. 

Uno de los últimos informes elaborados señala que, a octubre de 2020, se incautó 19.986,28 kg de marihuana por un valor aproximado de $24.056.837 (USD). 

Las cifras indican que la edad extrema del inicio del consumo ronda los 10 años, pero han registrado casos “más extremos” de un menor con solamente 5 años.  No obstante, el rango de edad que recibe internación por consumo tienen entre 12 y 20 años. 

En el norte, en la zona de frontera con Brasil, la preocupación es el consumo de la “Pedra”, en la costa del río Uruguay el alcohol es el “boom” mientras que el sector del río Paraná lo predominante es el consumo de la marihuana. 

Hoy por hoy el consumo atraviesa todas las edades y todas las clases sociales. De cuatro personas que internamos dos tenían obra social. Allí podemos decir que tiene un trabajo formal y puede acceder a un tratamiento. Salimos a buscar a los que no tienen tratamiento, por eso estamos con la prevención al pie del cañón”, sostuvo Samuel López en diálogo con Misiones OnLine.

Posadas, Oberá y Eldorado son los municipios con riesgo “muy alto” en consumo de drogas 

El narcotráfico y las adiciones son una verdadera pandemia que disemina su “virus infeccioso” en nuestras ciudades, pueblos y colonias. La “cepa” circula por todas partes, y cada vez más jóvenes se infectan con las drogas. 

Al respecto de la situación compleja que vive la Capital del Monte, Damián Santiago Bitar, Obispo de Oberá escribió una carta sobre los informes estadísticos que recibieron en cinco años que funciona el Equipo de Pastoral de Adicciones de la Diócesis de Oberá. 

Durante ese período de tiempo y hasta la fecha se llevan contabilizadas 10.141 consultas, es decir, personas que han llegado al Oasis de Misericordia entre “pacientes” y familiares para ser escuchadas y atendidas, de las cuales se abrieron 750 historias clínicas de quienes han solicitado un tratamiento de desintoxicación física, psicológico y espiritual por parte del equipo de voluntarios y profesionales abocados con “alma y vida” a la tarea de sanación y reconstrucción de adolescentes, jóvenes y adultos atrapados por esta “serpiente venenosa” que intenta “asfixiar” a los que logra “morder”…

La estadística muestra que, de las 750 historias clínicas, 457 corresponden a varones y 273 a mujeres, cuyas edades oscilan, en su mayoría, entre los 20 y 30 años; aunque penosamente hay 18 casos de niños de entre 5 y 12 años.

Cabe mencionar que, estas cifras impactantes son recabadas sólo en Oberá. Sin embargo, el promedio de edad de consumo es de 18 y 30, en toda la provincia. 


“Como le expresé en otra ocasión, la droga no surge por “generación espontánea”. Alguien la provee. La provee el tenebroso “mundo del narco” cuyas cabezas se esconden detrás de “perejiles” y “soldaditos” o se escabullen ofreciendo jugosos sobornos para seguir traficando con la muerte con total impunidad”, expresó en su escrito el obispo Bitar.

Continúo diciendo “algo se hace, algo de dice, se han dado pasos…pero es muy poco frente a los tentáculos del narco que sin piedad y por culto al “dios dinero”, no tiene escrúpulos en seducir y arrasar vidas humanas como si fueran vasos descartables”.

“Quisiera unirme a la voz de los “padres y madres del dolor”, a los consagrados y laicos que ofrecen su servicio recibiendo la vida como viene, para invitar una vez más a los gobernantes de todos los poderes del Estado, a la Policía y las Fuerzas de Seguridad, a redoblar esfuerzos para neutralizar el narcotráfico, a disponer los medios necesarios para la atención de quienes requieren internación, a promover políticas de prevención fortaleciendo la debilitada, pero insustituible institución familiar y a multiplicar espacios de deporte y capacitación para los jóvenes de los barrios más vulnerables”, concluyó diciendo Damián Santiago Bitar, Obispo de Oberá.

Para contrarrestar el flagelo de las drogas, el ministerio de Previsión de Adicciones y Control de Drogas planea la construcción de nuevos centros para el abordaje de adicciones en Posadas y Oberá.

En el Presupuesto para el próximo año la cartera recibiría 648.688.000 pesos, que implicaría un incremento del 64,31 por ciento respecto del año en curso. 

Misiones Online.