Preocupa a los docentes misioneros la propuesta de extender una hora de clases

Sorpresa y rechazo generó en Misiones la propuesta del Ministerio de Educación de la Nación de que las escuelas primarias tengan una hora más de clases por día. Si bien el tema será tratado en el Consejo Federal de Educación (CFE) a realizarse este viernes, circula la información de que la provincia ya dio el visto bueno a la iniciativa. El Territorio intentó comunicarse con autoridades locales, en tanto no hubo ninguna respuesta más que el compromiso de emitir un comunicado oficial. Comunicado que finalmente, pasado el mediodía de este miércoles se hizo público a través de las redes sociales del Ministro de Educación, Miguel Sedoff.

“Hay que tratarlo en las paritarias nacionales y provinciales debe haber consensos, se está cambiando las condiciones laborales de los docentes”, dijo a este medio, Mirta Chemes, representante local de la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y aseveró con preocupación “no sabemos nada de la logística, se agrava en los maestros que tienen dos cargos y escuelas diferentes”.

La medida significa un cambió drástico que podría beneficiar el dictado de contenidos, sin embargo impacta en la logística, en un año todavía en pandemia de Covid-19, en el que se recuperó la presencialidad plena desde el primer día.

Es decir, se deberá tener en cuenta y someter a debate la planificación horaria: los chicos van a tomar el colectivo una hora antes, todavía sin luz solar, o van a salir en horas del atardecer. Y la organización de las familias que tienen organizada su agenda en base al horario de entrada y salida. Asimismo el tema del transporte urbano, de aplicarse el horario extendido alumnos de primaria y secundaria coincidirán en la entrada y salida, lo que generará en una mayor demanda en hora pico.
La propuesta de Nación alcanzará a las 10 mil primarias públicas que hoy no tienen jornada completa ni extendida, que representa al 86% de la matrícula estatal. Pese a que la Ley de Educación Nacional, sancionada en 2006, plantea entre sus objetivos avanzar en la extensión de la jornada, tan solo un 14% de las escuelas pudo sumar horas de clase. El impedimento, dicen, es de espacios. La infraestructura escolar no da abasto para congregar a los dos turnos.

Los docentes tendrán una hora más de clase por día y se les pagará un 25% más. Allí el gobierno nacional se hará cargo del 80% del pago de esa diferencia salarial y el resto correrá por cuenta de la provincia. En total, presupuestan 18 mil millones de pesos en inversión. La propuesta se pondrá en marcha a partir de mayo, pero los tiempos de implementación serán dispares entre las provincias.