Reclaman cobertura del PAMI para jubilada que se encuentra postrada

Cansada de las ideas y vueltas, de interminables trámites y negativas, Ramona Acosta decidió hacer público el reclamo por la falta de cobertura del PAMI al requerimiento nutricional de su madre, Elsa Duarte, de 88 años.

En diálogo con El Territorio, precisó que desde hace un mes viene gestionando una leche especial que necesita su mamá, que se halla postrada y se alimenta por sonda nasogástrica, aunque por el momento no logró la necesaria asistencia.

Respaldada en la documentación correspondiente, Acosta mencionó que recorrió varias farmacias de Oberá que tienen convenio con PAMI, aunque ninguna logró proveerle el alimento prescripto por el médico de cabecera.

“Según el compromiso de la oficina local del PAMI hoy me tenían que dar la leche. Fui con la receta a la única farmacia que está entregando ese producto, pero me dijeron que no tienen y me volvieron a pedir papeles. Así me tienen desde hace un mes y la situación es insostenible. Cada lata de leche cuesta 5.000 pesos y dura cuatro días, sin la cobertura de PAMI no la podemos comprar porque somos una familia humilde”, indicó. 

Comentó que su mamá padece varios problemas de salud y requiere una sonda para alimentarse y otra para orinar.

En tal sentido, explicó que si bien PAMI le brinda una ayuda de 8.000 pesos por mes, el monto resulta claramente insuficiente para pagar a una persona que le ayude en el cuidado de su madre. Por ello, además de la leche especial que necesita, también se hace cargo de las curaciones y cambios de sondas.

“En el último mes moví cielo y tierra y saqué de donde no tenía para que a mi mamá no le falte la leche, pero ya no puedo más. Estamos pidiendo sólo lo que le corresponde, nada más. Gracias a Dios mi mamá tiene quien luche por ella, pero me parte el alma ver tantos abuelitos que van a PAMI, son maltratados y no obtienen respuestas porque son solos y nadie los acompaña”, lamentó.

El Territorio.