Restituyeron a su papá al niño que había secuestrado su mamá

Tras varias semanas de trajinar dependencias oficiales y juzgados, finalmente Lucas Adrián Fucks (27) logró la tenencia de su hijo de 6 años, quien a mediados de febrero pasado fue secuestrado por su madre, la misma que hace casi tres años ya había sido denunciada por falsificar la partida de nacimiento del pequeño.

Precisamente, en una segunda instancia, el progenitor pretende avanzar judicialmente contra la madre de su hijo y otros implicados a quienes considera cómplices en el entramado que facilitó la citada falsificación y una serie de presuntos delitos asociados.

“Estoy más tranquilo porque tengo a mi hijo conmigo y sé que está bien. Tuvimos una audiencia en el Juzgado de Familia de Oberá, donde firmamos un convenio y la tenencia a mi favor porque se comprobó que tengo la verdad de mi lado. Ahora, ya más tranquilo, voy a retomar la denuncia que hice en 2018 por la falsificación de la partida de nacimiento que hizo mi ex, en complicidad con un médico, para cobrar el salario del nene”, remarcó Fucks.

Tal como publicó El Territorio en exclusiva en su edición del pasado 21 de febrero, se trata de un caso plagado de irregularidades, ya que el pequeño cuenta con dos partidas de nacimiento.

En una indica que nació en Montevideo, Uruguay, y la otra dice que fue dado a luz en Los Helechos, Misiones. En la primera figuran los nombres de los dos padres, ambos obereños, pero en la segunda aparece sólo la madre.

Por ello, el 28 de mayo del 2018 el progenitor denunció que su ex falsificó la partida de nacimiento del niño. Del trámite participaron un médico, dos testigos y una funcionaria de la delegación del Registro de las Personas que funciona en el Hospital Samic de Oberá.

Aval judicial

El citado expediente por falsificación de documento público recayó en el Juzgado de Instrucción Uno, pero Fucks nunca fue notificado de ningún avance. Es más, comentó que su ex ni siquiera habría sido citada.

Oportunamente, según declaró el padre de la criatura, la madre justificó la falsificación de la partida argumentando que necesitaba un DNI argentino que le permita cobrar la asignación por hijo.

Consultado al respecto, Francisco Fabio, titular de la Udai Oberá de la Anses, confirmó que Macarena Yanett R. D. percibe asignación con aporte a nombre del pequeño, ya que cuenta con un trabajo registrado en el Sur del país.

Por ello, de probarse que la mujer se halla usufructuando un beneficio social a partir de una documentación apócrifa, también podría ser imputada por defraudación al Estado.

De todas formas, tal como aclaró Fabio, antes de iniciar cualquier tipo de acción la Anses deberá aguardar que el juzgado interviniente en la causa se expida sobre la presunta falsificación de documento público.

En tanto, la reciente resolución del Juzgado de Familia, que otorgó la tenencia a Fucks, no hizo más que avalar la documentación aportada por el padre biológico de la criatura que nació Uruguay.

Dos partidas

Tanto la partida original emitida en la República Oriental del Uruguay como la apócrifa confeccionada en Oberá señalan que el niño nació el 16 de octubre de 2014.

En la primera se lee que fue dado a luz en el Centro Hospitalario Pereira Rossell, de Montevideo, la capital uruguaya, y que sus padres son los obereños Lucas Adrián Fucks y Macarena Yanett R. D., según consta en el acta de la Dirección General del Registro de Estado Civil del país oriental.

En cambio, el 27 de enero del 2016 el mismo menor fue inscripto en la delegación del Registro de las Personas del hospital de Oberá, pero únicamente como hijo de Macarena Yanett R. D.

Dicho trámite se fundamentó en el formulario de nacido vivo que lleva la firma del médico Carlos Luis F., quien ratificó que el niño nació el 16 de octubre de 2014 (igual que en la partida uruguaya), pero con una diferencia sustancial: dice que el parto se produjo en un domicilio particular de la localidad de Los Helechos, cercana a Oberá.

Según la copia del acta 187 del tomo 2 de 2016, en el acta de nacimiento emitida el 27 de enero de aquel año se dejó libre el lugar asignado al nombre del progenitor y se asentó sólo el de la madre.

Pero no sólo eso, ya que el formulario de nacido vivo, que se emite a las pocas horas del parto, está fechado el mismo 27 de enero del 2016, cuando un poco más arriba se indica que el pequeño nació el 16 de octubre del 2014.

Otro dato que consta en la partida es que intervino una “comadrona” llamada María D. R., no el médico que suscribió el certificado.

Al respecto, fuentes del Registro reconocieron que “se trata de una irregularidad, no sólo por el tiempo transcurrido entre el nacimiento y la inscripción (15 meses), sino porque el médico firmante no estuvo en el parto”.

Plan de rapto

El padre del menor anticipó que pretende accionar legalmente contra el médico implicado, puesto que lo considera clave en el andamiaje de falsificación.

“Armaron una mentira para sacarme los derechos de padre. No sé en qué pensaba ese doctor ni qué beneficio obtuvo, pero quiero que rinda cuentas ante la Justicia”, subrayó.

En tanto, lamentó la “excesiva burocracia judicial, porque pasaron casi tres años y el expediente no avanzó nada. La madre sigue haciendo lo que quiere y nadie hace nada. Vino, secuestró al nene y lo tuvo con ella hasta cuando se le dio la gana”.

Precisó que tras un año y medio de estar alejada de su hijo, ya que el menor siempre estuvo a cargo del papá, el 15 de febrero pasado la mujer se llevó al pequeño y luego impidió todo contacto con el progenitor, hasta que una orden judicial ordenó la restitución.

Incluso, Fucks aseguró que su ex lo engañó para quedarse con el menor.

Explicó que a principios de febrero la mujer lo llamó para decirle que planeaba viajar a Misiones para pasar unos días de vacaciones y quería ver al chico, a lo que accedió.

“Le di la dirección de mi casa y el lunes 15 (de febrero) pasado llegó y me pidió para traerle al nene a Oberá, con la condición de llevarlo al otro día. Acepté porque a pesar de todo es la madre, pero no cumplió nada de lo que me dijo”, indicó.

Y agregó: “El martes 16 a la noche me escribió para decirme que ya estaban en Buenos Aires y que se iban a Ushuaia, que yo no iba a volver a ver más a mi hijo y que me iba hacer una exposición porque yo le pegaba al nene. Una locura”.

“Un delito gravísimo”
Fucks recordó que en agosto del 2014, parte de su familia -incluida quien entonces era su concubina y estaba embarazada- viajó a Uruguay por razones laborales.

“Estuvimos en pareja dos años y mi hijo nació en Montevideo. Cuando el nene tenía un año y medio regresamos Oberá, ya estábamos separados y yo me hice cargo de mi hijo. La mamá lo veía de vez en cuando y en enero del 2016 fue al Registro de las Personas del hospital con dos testigos y lo anotó como que es hijo sólo de ella. Yo me enteré mucho después y su argumento fue que lo hizo para poder cobrar el salario”, precisó.

Inmediatamente, el joven radicó una denuncia por supresión de identidad y falsificación de documento. Se trata del expediente 76362/18 que se tramita en el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

Al respecto, graficó que “esa denuncia está cajoneada y quedó en la nada, al punto que pasaron casi tres años y ni la citaron. Me cansé de preguntar y nunca saben. Es increíble la incompetencia de ese juzgado”.

Además, tal como se evidencia en las pruebas que exhibió, remarcó la responsabilidad que le correspondería al médico que avaló la inscripción en el Registro Provincial.

“Si quería tramitar el DNI argentino para el nene y hacer las cosas bien, debería haber ido al consulado uruguayo y hacer una serie de trámites. Pero ella, en complicidad con el médico, hizo un certificado de nacido vivo y con dos testigos lo anotó como que el nene nació en la casa y ella es mamá soltera. Un delito gravísimo, pero acá no pasa nada”, subrayó.

El Territorio.