Salió del colegio y desapareció, hace casi una semana: “Es angustiante no saber dónde está”

“Cada día es una angustia no saber algo de ella, no poder verla, si está bien”. Griselda Amaro está desesperada. Su hija, Lucía Belén Olivera (19), está desaparecida desde el jueves 4 de agosto en Oberá y hasta el momento nada se sabe de ella, tampoco se volvió a comunicar. “Es un calvario esto que estamos viviendo”, sintetizó la madre.

Su familia la busca intensamente tratando de entender qué pasó o dónde se encuentra, pero las respuestas no llegan. El último dato fehaciente que tienen es que asistió al Bachillerato Orientado Provincial (BOP) 10 del barrio Cien Hectáreas, en el turno tarde, que se retiró al menos 5 minutos antes que su hermana y desde entonces todo es misterio. 

Foto: De esta forma estaba vestida, aunque sus zapatillas eran negras.

La búsqueda familiar, que avanza en paralelo a la que lleva adelante la Policía de Misiones, condujo en las últimas horas hacia la localidad de Apóstoles, donde el pasado viernes por la mañana habría sido vista en compañía de un joven al que supuestamente conocía, aunque esa versión no pudo ser confirmada ante la falta de evidencia que la sostenga. 

“No sé qué pensar, desde el viernes me llegaron tantas versiones de gente que dice que la ve pero nada se confirma”, manifestó Griselda angustiada y en esa línea añadió que “mientras que no la encuentre no voy a descansar, quiero verla, no sé qué más hacer”.

En el colegio sus compañeros de curso no aportaron datos relevantes o que ayuden a orientar la búsqueda, más allá de mencionar que es una de las mejores alumnas, y tampoco pudieron comunicarse con Lucía Belén. “Es angustiante no saber dónde está, si está bien, si está en peligro”, dijo la madre y aclaró que “siempre fue buena hija, nunca me dio problemas”, además de mencionar que la tarde en que desapareció estaba con el uniforme de quinto año del colegio, de donde salió al finalizar el turno pero “a la casa jamás regresó”.

La denuncia por desaparición de persona fue radicada en la Seccional Quinta de Oberá, jurisdicción del barrio San Miguel donde vive la estudiante junto a su familia.

La fuerza provincial emitió un comunicado informando que es de contextura física delgada, de tez blanca, mide 1.55 de estatura y tiene el cabello rubio largo. “Cualquier información comuníquese con las líneas gratuitas de emergencias 911/101 o acérquese a la dependencia policial más cercana”, solicitaron.

El Territorio.