San Antonio volvió a marchar pidiendo justicia por las victimas del doble femicidio

En el Día de la Mujer y tras cumplirse dos semanas del doble femicidio en San Antonio, la comunidad de esa fronteriza localidad del norte misionero volvió a marchar pidiendo justicia por Gabriela Agüero (39) y Débora Elizalde (23), madre e hija respectivamente, asesinadas a balazos por Sergio Kozak (33), quien era la pareja de Débora. 

La manifestación se inició pasada las 9 de la mañana, con una concentración frente al polideportivo de San Antonio, desde donde un grupo  importante de personas, entre familiares, allegados y vecinos de las víctimas marcharon por las calles de la ciudad  para exigir respuestas urgentes a las autoridades.

 Los manifestantes hicieron una breve parada frente al domicilio de los padres y abuelos de las víctimas, lugar donde fueron asesinadas, luego realizaron tres paradas mas, frente a la comisaría local, la municipalidad y frente al local comercial del femicida,  concluyendo la marcha en el mismo lugar de origen.

Sergio Kozak sigue prófugo, pero es   intensamente buscado por las fuerzas policiales de Argentina y los países vecinos, y hasta se ofreció desde el Ministerio de Gobierno de Misiones, $1.000.000 de recompensa a las personas que ofrezcan datos o informaciones concretas sobre el paradero del femicida.

Esta es la segunda marcha pidiendo justicia, el lunes de la semana pasada  unas doscientas personas  marcharon por las calles para exigir justicia y respuestas a las autoridades.

El doble femicidio de Gabriela y su hija Débora fue cometido el lunes 21 de febrero, poco antes de las 4 de la madrugada. El femicida, Sergio Kozak (33), fue filmado por una cámara de seguridad cuando ejecutó a sangre fría y a corta distancia a las mujeres, a quien persiguió desde el paraje Gramado, distante a unos diez kilómetros de San Antonio.

El Territorio.