Se habilitó el centro de asistencia y seguimiento de menores en conflicto con la ley en Oberá

Se habilitó hoy el segundo Centro Modelo de Asistencia y Seguimiento de Niños, Niñas y Adolescentes (CeMoAS) en conflicto con la Ley Penal, en Oberá. Dicho espacio brindará un servicio integral interdisciplinario a los jóvenes que se encuentren en conflicto con la ley y en situación de consumos problemáticos.

En este contexto, el titular de la cartera de Gobierno, Marcelo Pérez, destacó que con esta iniciativa en un año se redujo en un 60% la permanencia de menores en la Unidad Penal 4.

“Que haya un 60% menos de chicos en una unidad penal demuestra que el camino es acertado. Por supuesto, siempre hay que mejorar porque vivimos en una sociedad compleja donde hay que dar herramientas simples para que puedan crecer y encaminar sus vidas”, expresó Pérez.

En Oberá este Centro está ubicado sobre calle Mar del Plata 675, orientado a menores de edad aprehendidos por la presunta comisión o participación de un delito, a los cuales se le brindará un servicio integral interdisciplinario que admite, coordina, evalúa, contiene, asiste y deriva. El trabajo de revinculación y seguimiento no será solamente con los menores, sino también con las familias.

“Vemos con mucha satisfacción la concreción de este nuevo espacio. Que se haya podido avanzar con este proyecto, por ley del ingeniero Carlos Rovira, que primero se plasmó en Posadas y ahora en Oberá”, destacó Pérez.

Además, en este punto resaltó la efectividad del trabajo interinstitucional en conjunto con las fuerzas provinciales.

De la apertura del nuevo CeMoAS participó también el ministro de Prevención de Adicciones y Control de Drogas, Esteban Samuel López; el subsecretario de Seguridad y Justicia, Ariel Marinoni; el intendente de Oberá, Pablo Hassan; el Director General del Servicio Penitenciario Provincial, Manuel José Dutto y la Subdirectora General Valeria Mereles, la jefa del Departamento de Niñez, Adolescencia y Familia Florencia Donnerstag.

Protocolo de actuación

Una vez que la fuerza pública hace la aprehensión del menor, el equipo interdisciplinario realiza la admisión, evaluación y contención, para hacer una derivación dentro de las 24 o 48 horas, según la orden judicial. “El objetivo es garantizar el interés superior de todos los niños en el proceso penal provincial”, explicaron.

En total, son 23 los funcionarios del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) que fueron afectados a tareas dentro del CeMoAs Oberá, bajo la dirección del Alcaide Auxiliar Gustavo Mello.

El Territorio.