Semana de la lactancia materna: “Hay que dar de mamar aunque se tenga COVID”

La responsable del Área de Nutrición del Ministerio de Salud Pública de Misiones, María Ester Zadorozne, dialogó este lunes con la FM Santa María de las Misiones sobre la Semana de la Lactancia Materna, la cual se inició el domingo y que este año tiene como lema “Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida”, con la intención de fomentar esta práctica y mejorar la salud de los bebés.

Al ser consultada como actúa la lactancia materna en la defensa inmunitaria en este tiempo de pandemia, explicó que “la lactancia materna sale una vez más a demostrar de que es protectora de absolutamente todo; por lo cual hay que dar de mamar al bebé, aún en caso de que la madre tenga COVID o en caso de sospecha de haber contraído la enfermedad”.

“La evidencia científica no ha demostrado que el bebé se contagie a través de la leche materna; por lo tanto, siempre y cuando la salud de la madre lo permita, se puede continuar amantando y así se redobla la protección hacia ese bebé. Asimismo, se debe continuar poniendo en práctica todo el protocolo vigente, como ser: el uso del barbijo, el lavado de las manos antes de dar de mamar; y de ser posible sentada en una silla y no en la cama“, aconsejó.

También, cuando se le preguntó si cuando la madre está vacunada dar de mamar al bebé no tiene ninguna contraindicación, la funcionaria remarcó que “si la madre está vacunada, el bebé estará doblemente protegido. En tanto, la madre no tiene ninguna contraindicación haberse vacunado y luego amamantar a su bebé”.

¿Cuál es el período recomendado para darle la leche materna a un bebé? María Ester Zadorozne recalcó que “desde la primer hora, el contacto piel a piel, aún en la sala de parto y aún teniendo césarea. Al bebé se le debe dar de mamar desde el nacimiento hasta los seis meses en forma exclusiva. ¿Qué significa en forma exclusiva? Teta y solo teta o leche materna y solo leche materna. Ni siquiera hace falta agua”.

“Eso debemos recalcar, ya que en nuestra provincia cuando tenemos altas temperaturas no hace falta darle agua al bebé. La leche materna se va a ir adaptando, porque no es un fluido constante. Se va a ir adaptando a las necesidades del bebé“, aseguró.

La licenciada recomendó además que “a partir de los 6 meses se debe continuar dándole de mamar al bebé, de ser posible hasta los dos años o más. Ahí ya se puede suplementar con otros alimentos, o sea, con una alimentación adecuada”.

En otro orden, pero siempre en el marco de la lactancia, la profesional recordó que pregona que un espacio laboral con la presencia de 20 mujeres o más en edad fértil debería existir un espacio amigo de la lactancia, “un espacio privado e higiénico, donde la madre pueda ir y extraerse la leche; no en el baño. Sólo se necesita una heladera, sería algo óptimo, o bien en un envase de telgopor con hielo, para que esa leche sea suministrada al bebé en su ausencia”.

Primera Edición.