Separaron del cargo a policías de Oberá acusados de golpear y asfixiar con una bolsa a un joven de 15 años

La Jefatura de Policía separó preventivamente de la fuerza a tres policías del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional II de Oberá y trasladó al encargado de un operativo, donde fue detenido un menor de 15 años, quién denunció a los uniformados por golpes y torturas durante el procedimiento.

Los cuatro efectivos están acusados bajo los cargos de torturas agravados por la condición de ser servidores públicos. La víctima denunció que fue esposado, golpeado con la culata de una pistola y asfixiado con dos bolsas plásticas. Se instruye una causa en el Juzgado de Instrucción 2 de Oberá, bajo los cargos de torturas agravados por el hecho de ser funcionarios públicos, circunstancias que se podría agravarían aún más si se comprueba que pretendieron asfixiar al menor.

Mientras avanza la investigación en la Justicia, la Jefatura de la Policía de Misiones inició un sumario interno a los efectivos, además de trasladar otra dependencia policial al encargado del operativo, el cual se detuvo al adolescente, y licenció a los demás policías que participaron del procedimiento.

Independientemente de la causa judicial iniciada en su contra, la superioridad de la fuerza determinará también las sanciones administrativas que podrían corresponderles, como podría se el pase a situación de disponibilidad de los mismos.

Asimismo, la fiscal de Instrucción Dos de Oberá, Myriam Estela Silke, aguarda el informe del Cuerpo Médico Forense que evaluó el estado de salud del menor, quien –según datos preliminares– sufre un cuadro psiquiátrico, además de las lesiones recibidas.

De acuerdo a lo que trascendió del informe médico, el adolescente presentaba “contusiones y excoriaciones en la cara y la cabeza”, habría padecido una lesión ocular con compromiso de retina, que sería producto de los golpes recibidos por los policías involucrados.

Además, la Fiscalía solicitó el informe de las actuaciones policiales y de la denuncia que presentó la madre de la víctima ante la misma Unidad Regional II.

Misiones Online.