Será escasa la oferta de lechón para Navidad

Una muy mala cosecha local de maíz, la constante sequía y los elevados precios para su compra se combinaron para que esta temporada sea muy complicada para los feriantes que crían cerdos en Misiones. Con ese panorama, ya anticiparon la existencia de poco stock para Navidad.

“Tuvimos muchas dificultades con las crías de nuestros cerdos porque el maíz no sólo está caro sino que directamente no conseguimos”, aseguró a PRIMERA EDICIÓN Alfredo Müller, productor de El Soberbio, quien cada año traía lechón a las ferias de Posadas para fin de año.

“El año pasado, si bien tuvimos algunos inconvenientes con el maíz, este año la sequía mató todo, por eso estamos comprando, pero conseguimos a 40 pesos el kilo y para criarlos bien son muchas toneladas”, explicó.

La poca carne de lechón y pollo que se consigue hoy en las ferias francas pertenece a los colonos de El Soberbio, donde hay una cuenca. “Tampoco hay tanta demanda de esta carne, como sí supo haber en otras temporadas, y eso es algo que también desalienta”, advirtió Müller.

La cosa se les comenzó a complicar el año pasado a causa del COVID-19, “cuando muchos feriantes dejaron de ir porque no se vendía casi nada y entonces, empujados por la necesidad, tuvieron que dejar la cría de animales y dedicarse a otra cosa, por ejemplo a la producción de leche y quesos. Con eso nos estamos arreglando por el momento”.

Poco y caro
Visto que la situación ya era bastante endeble a principios de 2021, muchos productores optaron por cambiar obligados por las bajas ventas que repercutió en el precio: para poder hacer una diferencia que valga la pena deben cobrar como mínimo 700 pesos el kilo, pero deben bajar a 500 pesos para no perder la carne que no se vende.

“No nos cierran los números, ni siquiera para el precio del pollo que estamos cobrando. Se está trabajando para mantenernos con lo mínimo”, contó el angustiado colono.

“Un kilo de maíz está casi 40 pesos y no cierran los números por ningún lado”, insistió. “Para mantenernos carneamos algunos pollos y lechones así que algo se va a llevar a las ferias”, adelantó el productor.

Tropiezos con el maíz
La producción de maíz es baja de por sí en Misiones, y para colmo, la poca que había no resistió los embates de la sequía. Para que el sabor de la carne del lechón y el cerdo sea sabrosa se requiere ese alimento.

Venta de fin de año
Este año nuevamente las Ferias Francas preparan sus ventas especiales de fin de año y por ese motivo los viernes 24 y 31 todas las ferias de la capital misionera van atender al público de 6 de la mañana a 13 horas.

Comportamiento del mercado
“Todos los años para esta fecha la carne de lechón es un producto que se busca mucho y la oferta es escasa, por eso mismo el precio se encarece”, dijo en tanto el presidente de las Ferias Francas de Posadas, José Villasanti, quien se mostró preocupado ante una eventual suba de precios.

“Lo importante es fijarse en los clientes quienes durante todo el año compran, las ventas de las fiestas son para un día a lo sumo dos, pero lo que hay que cuidar es al cliente de siempre, porque hay que seguir vendiendo todo el año”, reflexionó el dirigente.

Y añadió: “No sé cómo van hacer después los productores que aumenten con un precio excesivo, ¿van a tener que volverse para atrás?”, se preguntó Villasanti.

“El cliente no puede pagar, el consumo está muy bajo y quienes suban los precios no van a vender, porque al comprador no le alcanza el sueldo”, amplió. “Escuché que van a ofrecer el lechón a 750 pesos el kilo, ojalá que no pasé de ahí, ya que comparando con el novillo sigue barato”, apuntó.

Primera Edición.