Siete años después, reglamentarán la Ley para la Prevención del Suicidio

El Gobierno nacional anunció que reglamentará este viernes la Ley Nacional N°27.130 de Prevención del Suicidio y profundizará las acciones para el abordaje de esta problemática de salud pública mundial, la cual es considerada tanto por los organismos multilaterales como por las autoridades sanitarias argentinas como multicausal y prevenible a partir de intervenciones oportunas .

Será en el marco del Día Mundial y Nacional de la Prevención del Suicidio, cuya conmemoración es cada 10 de septiembre.

En diálogo con la agencia Télam, el subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos del Ministerio de Salud, Alejandro Collia, dijo que “el suicidio es una problemática de salud pública mundial y de la Argentina, prevenible y multicausal”.

“Mañana -anticipó Collia- vamos a presentar la reglamentación de la Ley Nacional de Prevención del Suicidio, una norma que fue votada por unanimidad en ambas cámaras en el 2015 y lleva siete años sin reglamentar“.

En cuanto a las tasas de mortalidad por suicidio, señaló que “varían en el mundo pero en la Argentina tiene alrededor de 10 muertes cada 100 mil habitantes por año“, mientras que “Estados Unidos está en 12 y Corea del Norte en 28”.

El funcionario indicó que “la Argentina tuvo entre 2010 y 2019 alrededor de 31.000 muertes por suicidio” y “las franjas etarias que mayor prevalencia tienen son las de los 15 a 29 años y de 25 a 39, pero también depende de los países y los diversos factores culturales, socio económicos, psicológicos, biológicos, ambientales, porque esta es una problemática multicausal“.

Con respecto a la reglamentación que se presentará este viernes, Collia aseguró que “está consensuada con todas las jurisdicciones, la comunidad científica, universidades y la sociedad civil, y con todos los actores que forman parte de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, ley marco que cambió el paradigma dándole una visión social y comunitaria a la atención, que pone en el centro de la escena a la persona como sujeto de derecho y se lo aborda desde una mirada global, que incluye la problemática del suicidio”.

Además, indicó que la reglamentación plantea -entre otras cuestiones- tres intervenciones claves como la de fortalecer la atención de esta problemática en los centros de salud, que son el primer nivel de atención, mejorar la vigilancia epidemiológica, y que cada jurisdicción disponga de una línea telefónica para la atención de esta problemática las 24 horas.

A su vez, detalló que en este momento se está incluyendo medicación para los problemas de salud mental dentro de los botiquines del Plan Remediar, sumado a una fuerte estrategia de capacitación para los integrantes de los equipos de salud a través de las plataformas del Ministerio de Salud.

En paralelo, las autoridades sanitarias argentinas están avanzando en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en determinar lugares centinela, para tomar información precisa de las causas a partir de la experiencia de distintos hospitales de referencia.

Además, Collia destacó el trabajo en conjunto con las distintas jurisdicciones del país, bajo la rectoría del Ministerio de Salud, y aseguró que “en el contexto de la pandemia se estima que en el campo de la salud mental hay una proyección de un aumento de las consultas de un 30 por ciento; y en relación a la problemática del suicidio es clave el monitoreo y las acciones prevención, asistencia y posvención“.

A su vez, la OPS informó que cada año, más de 700.000 personas se quitan la vida tras numerosos intentos de suicidio, lo que corresponde a una muerte cada 40 segundos y que “los suicidios son prevenibles con intervenciones oportunas“, para las cuales es fundamental “un enfoque multisectorial” y así mitigar los factores de riesgo, reducir los medios de suicidio y potenciar los factores de protección, fomentar la resiliencia, que pueden “reducir de manera eficaz las tasas de suicidio”.

En su campaña de concientización, el Ministerio de Salud detalló que los signos de alerta son: aislamiento, persistencia de ideas negativas, dificultad para comer, dormir y trabajar, desesperanza, llanto inconsolable, repentino cambio de conducta. Y se puede colaborar en la prevención reconociendo estas señales, mostrando interés y apoyo, respetando las diferentes expresiones de sentimientos, eliminando prejuicios.

Desde 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto con la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), impulsaron la conmemoración del 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que representa el compromiso mundial para trabajar desde los Estados y la sociedad civil en la prevención.

En 2010, en la Argentina la Cámara de Diputados de la Nación declaró el 10 de septiembre como el Día Nacional de Prevención del Suicidio.

Este año, la OPS propone como lema para concientizar “Crear esperanza a través de la acción”.

Primera Edición.