Tragedia en Alem: le quiso dar “un susto” a su novio y provocó un incendio que lo mató a él y al hijo

Dramático giro en la causa por la tragedia en Alem, el incendio de una vivienda que se cobró la vida de un hombre y su pequeño hijo. Tras la detención de la pareja del fallecido, se supo que fue ella quien originó el fuego con la intensión de provocarle un “susto” al hombre.

Una mujer fue detenida en la madrugada de este miércoles, acusada de incendiar la casa de su novio, causándole la muerte al hombre y al hijo de 8 años, mientras dormían. El hecho ocurrió en la madrugada del lunes en el barrio Kubovy de la ciudad misionera de Leandro N. Alem.

El brusco giro en la investigación se produjo en las últimas horas, cuando varias personas declararon que Yésica Anahí Lishnivez (30) les confesó que había iniciado el fuego en la puerta de la propiedad utilizando un trozo de gomaespuma y cera como elemento combustible.

Compungida por el resultado final, dijo que sólo buscaba darle «un susto» a Rosendo José Campos (30), con quien mantenía un noviazgo marcado por constantes discusiones, aunque los investigadores dudan de esa versión.

La pareja había compartido un domingo con abundantes bebidas alcohólicas. Al anochecer, Yésica le recriminó a su pareja por haber comprado más alcohol a cuenta de ella en un quiosco cercano. La mujer se retiró del lugar hacia su casa, pero al poco tiempo comenzó a llamar al hombre con la intención de recomponer la relación.

Lishnivez nunca pudo volver a hablar con su novio. Según relató a sus amigas, a la madrugada volvió a la casa de Rosendo con la intención de darle «un susto», generar algún daño en la vivienda y así obligarlo a que fuera a pasar la noche con ella.

La joven habría iniciado el fuego en la puerta de acceso al inmueble. Las llamas rápidamente quedaron fuera de control y consumieron toda la construcción que compartían Rosendo y su hijo. El fuego también arrasó la propiedad anexada, donde vivía una hermana de la víctima.

La joven le había advertido a sus amigas que no la denunciaran porque de lo contrario iba a quitarse la vida, dijeron fuentes vinculadas a la investigación. Apesadumbrada por el resultado, la mujer insistió en todo momento que sólo pretendía darle «un susto» a su pareja.

Para evitar que se lesionara, la jueza de Instrucción Selva Raquel Zuetta, autorizó un allanamiento en horas de la madrugada. En lo de la mujer se halló un bidón con restos de combustible y también trozos de goma espuma con cera negra, y un teléfono celular que será peritado en los próximos días.

La Policía volvió a la casa de Yésica por la mañana para secuestrar prendas de vestir que pudieran tener restos de combustible.

La jueza Zuetta aguarda ahora el resultado de las pericias que se realizaron en la propiedad incendiada. La presencia de rastros de combustible o algún otro acelerante del fuego será clave para la imputación de Lishnivez.

Clarín.