Tres intervenciones de Bomberos Voluntarios tras la tormenta en Oberá

Durante la madrugada de este miércoles, una tormenta azotó a la localidad de Oberá, generando inconvenientes en diferentes barrios de la ciudad. Inundación y caídas de árboles fueron algunos problemas que ocasionaron los vientos y abundante caída de lluvia.

Antes de las 6 de la mañana, los vientos llegaron a la capital del monte, junto a abundante lluvia, pero a las 6:17 horas, se trasladó el móvil 9 con 3 bomberos voluntarios a la calle Kennedi 216, dónde una casa sufrió inundación.

La siguiente intervención, se hizo a las 7:12 horas, dónde actuaron nuevamente 3 bomberos, fue tras el llamado de un vecino, sobre la caída de un árbol sobre una casa en la calle Guillermo Ruff, en el barrio del mismo nombre.

Luego a las 7:51 horas, asistieron al barrio Hultgren, sobre calle Domingo Berrondo, dónde un árbol cayó sobre la calle y tuvieron que trabajar para liberar el tránsito sobre esa arteria.

Decena de viviendas afectadas

“A las 6 de mañana sentimos como un estallido fuerte y el techo se vino abajo”, comentó Ramona Obregón. Su casa quedó destruida por la caída de un árbol. Reclamaron asistencia

La fuerte tormenta de lluvia y viento que se desató esta mañana en Oberá generó serios daños en por lo menos una decena de viviendas que padecieron la voladura total o parcial de sus techos.

En tanto, en Villa Cristen la caída de un árbol partió literalmente una casa de madera, aunque no hubo que lamentar personas lesionadas.

Por estas horas, personal de Municipalidad de Oberá, Bomberos y Policía se hallan recepcionando pedidos de asistencia y evaluando los daños. Al tiempo que los damnificados reclaman ayuda para reparar sus techos.

“A las 6 de mañana sentimos como un estallido fuerte y el techo se vino abajo. Fue desesperante. Se nos mojaron todas las cosas y se arruinaron las mercaderías. Fue un árbol que cayó contra la casa”, detalló Ramona Obregón, residente en Estanislao del Campo y Lago Gutiérrez, Villa Cristen.

La mujer vive con un esposo y un hermano. Todos resultaron ilesos.

“Los Bomberos vinieron rápido y sacaron el árbol, pero la casa quedó partida al medio. Llamamos a la Municipalidad y dijeron que recién mañana van a ver qué ayuda nos puede dar”, lamentó.

Según un informe preliminar, los mayores daños se dieron en el barrio Villa Cristen. También se reportaron inconvenientes en San Miguel y San José.

Foto:Daniel Villamea.

El Territorio.