Tribunal de Oberá homologó pena de prisión en suspenso a expolicía

En mayo pasado, un expolicía tenía fecha fijada para ser enjuiciado en el Tribunal Penal de Oberá. El caso había ocurrido 19 años antes en la localidad de 25 de Mayo. Había privado de su libertad y golpeado en la vía pública a un hombre.

Patrocinado por los defensores María Cristina Salguero y Héctor Ariel Salguero, aceptó la propuesta de la fiscal subrogante Miryam Silke para abreviar el debate. Estaba acusado por los delitos de “privación ilegal de la libertad, apremios y falsedad ideológica de documento público calificado”. Acordó una pena de tres años de prisión en suspenso y el escrito fue presentado a las autoridades del Tribunal para su evaluación.

En los últimos días se conoció que los magistrados homologaron el acuerdo. Con la firma del presidente del Tribunal, Francisco Clavelino Aguirre, quedó formalizado el acto.

José Almiro “Parafuso” Goulart (49), es el nombre del condenado, quien se desempañaba en la comisaría de Alba Posse el 16 de agosto de 2003, cuando ocurrió el hecho.

Su víctima fue un hombre de la localidad de 25 de Mayo, que alrededor de las 3 de ese día salía del monte donde había ido a cazar. Caminaba por la avenida San Martín con un rifle al hombro y dos machetes y frente a un bar fue interceptado por dos personas de civil en motocicleta que manifestaron ser policías. De una zancadilla el hombre fue tumbado, se le subieron los dos encima y comenzaron a golpearlo. El hombre manifestó que Goulart lo acusó de ser un ladrón, mientras le colocaba las esposas.

Lo hicieron caminar por varias cuadras hasta que frente a otro negocio le sacaron las esposas y le dijeron que “desaparezca”. En su denuncia aclaró que él les había explicado a los efectivos de dónde venía pero igual lo golpearon.

En la causa declararon varios testigos y eran coincidentes los testimonios respecto a que Goulart había golpeado a la víctima. Uno de ellos indicó que mientras lo llevaba esposado no dejaba que levantara la vista y lo dirigía para un lado que no era la comisaría.

En su defensa el expolicía dijo que buscaban a un ladrón por el robo de una motosierra y por eso fue hasta 25 de Mayo en comisión de servicio. Remarcó que el sospechoso escapó y arrojó varios objetos. No pudo hacer el acta de incautación de los elementos porque estaba oscuro.

Primera Edición.