“Vamos a buscar a todos los responsables”, dijo Herrera por el protocolo incumplido en el automovilismo

El gobierno de Misiones resolvió hoy revocar el protocolo de competencia por el cual se permitía la realización de competencias deportivas automovilísticas en Misiones.

El Gobernador Oscar Herrera Ahuad, en charla con El Territorio anticipó que “el protocolo de competencia está suspendido, no hay plazos para la vuelta, primero vamos a buscar a los responsables de lo que pasó. Hay toda una cadena de irresponsabilidades”.

La medida es consecuencia directa de lo sucedido el domingo en el Autódromo Rosamonte de Posadas, donde se detectó mayor cantidad de personas que las permitidas por el protocolo. Además, se habría detectado venta de entradas.

Según la inspección de la municipalidad, la carrera se hizo sin la presencia de policías y sin habilitación municipal.

El automovilismo era hasta hoy la única disciplina con protocolo aprobado para la competencia federada en toda Misiones. Con la clausura, el Autódromo de Posadas se transformó en el primer trazado del país en ser cerrado por no respetar los protocolos.

“Se van a revisar los protocolos y buscar los responsables de lo que pasó el domingo, mientras quedan suspendidas todas las actividades del automovilismo deportivo en Misiones”, afirmó Herrera.

“Todos estamos haciendo un esfuerzo para hacer cumplir los protocolos y hay personas irresponsables. Se suspende todo, hasta tanto exista una garantía real del cumplimiento de las medidas sanitarias”, agregó.

Detalles del operativo

Según fuentes de la Policía de Misiones en el operativo realizado por Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y la Municipalidad se constató que no había policías en el evento, solo seguridad privada. El evento no tenía habilitación municipal.

Una vez dentro del predio se tomaron imágenes tanto de fotos como en videos de personas sin barbijos, sin respetar la distancia social y en sectores donde habitualmente se ubica el público, como el sector verde cercano a la curva uno, comiendo asado, o en la tribuna de boxes.

Según las actuaciones policiales que están en la justicia federal había unos 500 autos y unas 1000 personas.

El único lugar habilitado por el protocolo son los boxes y cada equipo podía ingresar con 4 personas, que debían permanecer en los boxes ya que son ayudantes o mecánicos.

Según fuentes judiciales “personal de civil habría manifestado que el personal de seguridad privada de la puerta de acceso le solicitaba 500 pesos para ingresar”, algo que la justicia trabaja en dilucidar si hubo venta de entradas durante el evento, algo totalmente prohibido por el protocolo, ya que no se permitía el ingreso de público.

Las actuaciones de la Policía de Misiones avanzan por dos carriles. Por un lado, el Tribunal de Faltas de la Municipalidad de Posadas, que deberá aplicar una sanción económica y el club deberá poner todo en regla para volver a habilitar el predio.
Por otro la investigación que lleva adelante la Justicia Federal debido a que no se respetó un decreto presidencial.

El Territorio.