Vecinos del Barrio Krause en alerta por hechos de inseguridad

El pasado 13 de septiembre, alrededor de las 19.30, un chico de 12 años sufrió una fuerte descarga eléctrica al tocar una de las jirafas que iluminaban el playón del barrio Krause.

Los gritos y corridas alertaron a una vecina que asistió al menor y evitó el peor desenlace. Un móvil del Comando Radioeléctrico acudió rápidamente y la víctima fue trasladada al hospital Samic, donde fue asistido y se recuperó.

Luego del grave incidente las autoridades municipales anularon la instalación eléctrica y suspendieron las actividades deportivas.

En este contexto, los vecinos vienen reclamando la reactivación del predio, tanto por la cuestión de esparcimiento y deporte, como por la cuestión de la seguridad, ya que el playón se encuentra en el centro del complejo habitacional y la falta de iluminación propicia hechos de inseguridad.

A mediados del mes en curso un delincuente trató de asaltar un kiosco del barrio portando una escopeta recortada, tal como denunció la propietaria.

En diálogo con El Territorio, la damnificada precisó que “era alrededor de las 20.30 cuando se acercó un hombre, preguntó el precio de una bebida y se retiró. Como noté que estaba algo alterado cerré la reja del frente, mientras él cruzó la calle y agarró algo que estaba en el playón. Resultó ser una escopeta recortada con la que trató de asaltarme, pero no pudo porque ya había puesto la reja. Me amenazó, pero como no pudo entrar se fue”.

La situación fue denunciada como intento de robo, pero permite graficar la inseguridad que afecta al barrio.

En tal sentido, la comerciante subrayó que “desde que no hay luz en el playón se empezó a juntar gente extraña y hubo varios robos. Es tierra de nadie. Necesitamos que vuelvan a instalar la luz para que los chicos hagan deportes. De lo contrario, lo único que hay es inseguridad y drogas”.

El Territorio.